Mié. Nov 30th, 2022
Sánchez, Díaz y destacados diputados del PSOE celebran una de las votaciones este jueves en el CongresoSánchez, Díaz y destacados diputados del PSOE celebran una de las votaciones este jueves en el Congreso
Un jueves tan largo como provechoso para el Gobierno. En una interminable sesión en el Congreso, por momentos irrespirable de crispación y palabras gruesas, la coalición se ha hecho más fuerte con una triple victoria clave en la antesala de la carrera electoral de 2023.
Tras el incontestable respaldo a los Presupuestos Generales del Estado, el Congreso también ha avalado las otras dos medidas clave de la jornada: el impuesto temporal a la banca, energéticas y grandes fortunas y la toma en consideración de la reforma del delito de sedición.  

Impuestos temporales a la banca, energéticas y ricos

Tal como estaba previsto, el Gobierno de coalición ha sacado adelante el gravamen temporal con los votos a favor de EH Bildu, ERC, Compromís, Más País, BNG y PRC, mientras que PP, Cs y Vox se han posicionado en contra, en un debate ideológico entre quienes creen que la pobreza se reduce creando más riqueza y los que defienden que hay que hacerlo transfiriendo rentas desde quienes más tienen a los más vulnerables.

La bancada socialista ha justificado el impuesto frente a una derecha “que protege los intereses de la banca y las energéticas más que las propias banca y energéticas”. Para el diputado socialista Pedro Casares, quien ha recordado que ya se cumplen diez años del rescate bancario, ahora es el momento para que el sector financiero “contribuya al conjunto de la sociedad”.
Por parte de Unidas Podemos, Txema Guijarro ha apuntado que los tributos tiene por objeto, entre otros puntos, asegurar que “los que se beneficien de una situación calamitosa ayuden y paguen”. También ha defendido que la proposición de ley es perfectamente legal y ha invitado a la oposición a que “expliquen que principio o precepto legal se ha violado”.

En un plano intermedio se han situado PNV y PDeCAT, que se han abstenido porque, aún compartiendo la filosofía de estos impuestos, creen que su diseño los aboca a la nulidad, con lo que habrá que devolver lo recaudado, en palabras de la portavoz del PNV Idoia Sagastizabal,“con cargo a la ciudadanía a la que ahora se quiere proteger”. 

Por su parte, en un tono más duro, Gabriel Elorriaga del PP ha cargado contra el Gobierno porque “suya y solo suya será la responsabilidad política y patrimonial del enorme perjuicio que causarán al presupuesto de todos españoles”. Lo ha hecho después de que Cs y Vox también hayan puesto en duda la constitucionalidad de los tres impuestos.

Ya de noche, pasadas las celebraciones por la incontestable mayoría en los Presupuestos, la agenda legislativa seguía con el encendido debate sobre los nuevos gravámenes a empresas energéticas, banca y grandes fortunas. Tanto PSOE como UP han defendido que nacen con el objetivo de defender los intereses de la gente y redistribuir los impactos económicos de la guerra en Ucrania.

Bronca por la sedición

El reloj pasaba de las 22 horas cuando comenzaba un ‘caliente’ debate a cuenta del delito de sedición y Cataluña. En un maremagnum de acusaciones de la oposición, encabezada aquí por la portavoz parlamentaria del PP, Cuca Gamarra, el Gobierno puede celebrar haber dado un paso clave, que no definitivo, en su camino a la reforma del delito. La votación no implica su aprobación, puesto que ahora se abre un proceso legislativo que se antoja duro visto el escándalo de esta sesión.

Ir a la fuente
Author: Redacción El HuffPost