Vie. Mar 1st, 2024

Los partidos de la oposición en el Consell señalan al president Llorenç Galmés como el maximo responsable de la crisis que vive la institución por la forzada dimisión de la exconsellera Pilar Bonet, a la que se investiga por un presunto desfalco que podría llegar a los seis millones de euros cuando trabajaba en una empresa privada. La consellera presentó su dimisión y alegó motivos personales, algo que la oposición considera una «mentira». Todos los partidos insisten en que se haga una auditoría para verificar que Bonet no cometió irregularidades.

«Ha mentido por que Bonet no dimitió», ha asegurado la portavoz del PSIB, Catalina Cladera. Ha preguntado al president que explique cuándo lo supo y ha afirmado que solo actuó para destituir a Bonet porque se lo ordenó Marga Prohens. Ha calificado de «muy grave» lo que ha pasado y ha alertado de las consecuencias de que haya sospechas sobre una persona que ha gestionado «un presupuesto de más de 600 millones». Cladera ha afirmado que está «en duda» la gestión de estos seis meses «y eso le afecta directamente al president».

Cladera ha puesto el foco sobre el expediente para conceder 43 millones de euros a Tirme, que gestionó Bonet. Ha recordado que el proceso fue avalado por el president Llorenç Galmés y ha añadido que el acuerdo sobre la tarifa de incineración «huele a malversación». También ha preguntado a Galmés si dimitirá si se comprueba que Bonet cometió irregularidades en el Consell.

El portavoz de Més, Jaume Alzamora, también ha acusado al president de «intentar engañar» a los ciudadanos y le ha interpelado por qué no actuó antes y, sobre todo, «quién toma las decisiones en el Consell» a la vista de que hubo una reunión «de partido» en el Consell, con presencia de dirigentes del PP. «Vinieron a decirle qué tenia que hacer porque usted no lidera», ha añadido.

«El presupuesto lo ha elaborado una experta en maquillaje financiero y quién nos asegura que las cuentas no tienen alguna sorpresa«, ha precisado. También ha pedido que se haga una auditoría para aclarar que la actuación de Pilar Bonet no ha afectado al Consell. »Estamos acostumbrados a que nos digan mentiras y sospechamos que nos miente porque ustedes saben cómo saltarse los controles y el PP es el único partido condenada por corrupción», ha concluido.

El portavox del PI, Antoni Salas, ha agradecido la rápida actuación de Lloreç Galmés, pero ha reclamado que se haga una audioría de la institución, también en relación a las negociaciones que realizó la exconsellera con Tirme con relación a la tarifa de incineración. Ha asegurado que es imprescindible verificar que no hay más irregularidades.

Tanto la portavoz del PP, Núria Riera, como el de Vox, Antoni Gili, han valorado la rapidez con a que ha actuado el president del Consell. a diferencia de lo que hizo el anterior equipo de la institución insular en el caso de las menores tuteladas. Riera ha señalado que se han seguido «protocolos estrictos» con informes técnicos y controles previos «que han impedido manipular las cuentas públicas». Acusó a la oposición de «menospreciar» el trabajo de los técnicos «para conseguir un rédito político». «Agradecemos que haya tomado la iniciativa de dar cuentas, no como en la pasada legislatura, con el mayor caso de prostitución de menores», ha señalado.

Vox ha aplaudido «la mano firme de la Presidencia» a la hora de tomar decisiones, «no como antes». Ha acusado a la oposición de «hipócritas y fariseos, que dicen ahora lo que no decían antes», también en relación con el caso de las menores tuteladas.

Ir a la fuente
Author: Nekane Domblás