Vie. Mar 1st, 2024

La temporada alta ya está en plena cuenta atrás y las empresas empiezan a buscar empleados para cubrir sus vacantes. En vista de que en los últimos años es cada vez más difícil completar las vacantes, las compañías acuden cada vez más a PalmaActiva, que este lunes ha dado el pistoletazo de salida al Mes de la Ocupación, donde 38 empresas intentan cubrir 1.353 puestos de trabajo.

Hoy ha sido el turno de Nybau Hotels y Barceló Hotel Group, que han llevado a cabo las primeras entrevistas a los más de 400 candidatos que han acudido a las oficinas de PalmaActiva en la calle Socors.

La regidora de Economia i Comerç, Lupe Ferrer, ha explicado que «hoy hay 470 demandantes para 70 empleos. Hace dos meses pusimos en marcha el proceso administrativo e informamos de la convocatoria a través de redes sociales».

Aunque el Mes de la Ocupación solo tiene lugar entre el 12 de febrero y el 18 de marzo, con 20 jornadas de selección de personal, «hay empresas que solicitan ayuda si tienen más de diez vacantes. El objetivo es que empresas privadas y administración pública podamos llevar a cabo acciones conjuntas».

Por otro lado, pese a que los candidatos deben inscribirse antes para acceder a las entrevistas, «también aceptamos a personas que se acercan al momento cuando las empresas buscan personal», advirtió Ferrer.

Rubén Zamora, director general de Nybau Hotels, ha acudido para completar la plantilla para esta temporada. «Tenemos dos hoteles boutique: uno es El Llorenç, en el Casc Antic, y el otro es El Vicenç, en cala Sant Vicenç. La semana que viene abrimos un establecimiento rural en Montuïri». Aunque son hoteles pequeños, ofrecemos un servicio muy personal con una plantilla de 60 personas. Aquí ofrecemos un sueldo pero también tienen que tener en cuenta las propinas». Reconoce que «cada año es más complicado conseguir personal».

«Cada año es más complicado conseguir personal, pero ofrecemos sueldo, propinas y carrera» Rubén Zamora D.g. Nybau hotels.

Entre las causas por las que es más difícil cubrir todas las plazas de trabajo está la falta de trabajadores que llegaban desde la Península por la temporada. El precio de la vivienda, señalan, les echa para atrás.

«Creo que a los extranjeros deberían facilitarnos la homologación de títulos», señaló Rocío Rojas, una boliviana de 58 años que en su país ejercía como contable. «Aquí busco trabajo de cajera o de camarera de pisos. Soy optimista», afirmó.

Desde PalmaActiva explicaron que «en las plataformas de Internet, muchos candidatos quedan descartados por cosas tan simples como la edad. Pero aquí los técnicos de recursos humanos pueden conocer a los candidatos cara a cara, es mucho más positivo».

Kevin y Leidy son madre e hijo a la  búsqueda de empleo.

Denis Pruñonosa aspira a un puesto como recepcionista de hotel. No cuenta con experiencia, pero «hablo cinco idiomas. Hasta hace dos meses vivía en Alemania y trabajaba como organizador de eventos». Otro perfil es el de Leidy Joana y su hijo Kevin. «Yo quiero trabajar en hoteles y mi hijo, en una cocina. Es imprescindible para que a él le den los papeles», cuenta su madre. Confían que hoy sea su día de suerte.

Denis Pruñonosa.

Ir a la fuente
Author: Gemma Marchena