Vie. Feb 3rd, 2023

“Las instituciones se esfuerzan para pasar página y que nos olvidemos de todo. Pero yo voy a estar hasta el final de mi vida en esta lucha”, asegura Ángela Arreba. Antes de la pandemia, ella y sus hermanos visitaban todos los días a su madre en una residencia de la Comunidad de Madrid. Murió sin noticias de sus hijos ni oportunidad para despedirse en marzo de 2020. “No me quiero imaginar qué pensaría ella y cómo le explicarían, si acaso tuvieron tiempo para explicarle, por qué no estábamos allí”, expresa Arreba. Su madre fue una de las 35.000 personas mayores que fallecieron en las residencias españolas durante la pandemia. La organización de derechos humanos Amnistía Internacional ha denunciado este miércoles la falta de investigación por parte de los fiscales españoles y de justicia para los familiares de las víctimas, que siguen esperando casi tres años después de la primera ola de la pandemia.

Seguir leyendo

Ir a la fuente
Author: