Jue. Jun 30th, 2022

La Policía Nacional detuvo el miércoles a un funcionario interino del Ajuntament de Palma acusado de apoderarse de unos 6.000 euros procedentes del importe de las multas que abonaban los ciudadanos en metálico en una de las dependencias que tiene Cort habilitadas para el cobro de las sanciones municipales. El arrestado, de unos 50 años, trabaja en una oficina de recaudación y tras pasar a disposición judicial ese mismo día la jueza ordenó su puesta en libertad con cargos. El delito se habría cometido desde mediados de 2021 y hasta principios del presente año, cuando se detectaron ciertas anomalías en el servicio. En ese momento se inició una investigación que acabó con el sospechoso sentado ante la magistrada de guardia.

Según fuentes próximas al caso, el detenido se apoderaba del dinero cuando las personas que acudían a pagar sus multas lo hacían en efectivo. A estos les entregaba un justificante sellado. Poco después el hombre entraba en el sistema y hacía gestiones para eliminar cualquier rastro del procedimiento. Así actuó, tal y como apuntan los investigadores, durante meses y llegó a hacerse con una cantidad cercana a los 6.000 euros. Pero su plan quedó al descubierto tras un cambio en la jefatura de la oficina. La nueva responsable del servicio detectó ciertas anomalías en algunos trámites.   

Tiempo después empezaron a acumularse alegaciones de ciudadanos a los que les había llegado el aviso del impago de las sanciones. Pero conservaban el comprobante de que habían pagado lo que debían. En ese momento el Ajuntament de Palma puso en manos de la Policía Nacional el asunto y se iniciaron las pesquisas, que finalizaron este miércoles con el arresto del funcionario interino como sospechoso de cometer un supuesto delito de malversación de caudales públicos. Ese mismo día acompañado de su abogado, Iván García López, declaró como imputado ante la jueza de Instrucción número 4, que decretó su puesta en libertad con cargos.

Ir a la fuente
Author: Juan P. Martínez