Vie. Feb 3rd, 2023

El jurado popular ha declarado culpable, por unanimidad, al acusado de haber matado a su tío en Inca. El jurado considera probado que el acusado actuó siendo consciente de que su acción podía terminar con la vida de su tío político, de 78 años de edad. Los nueve miembros del jurado también coinciden en que hay un atenuante de confesión.

La Fiscalía finalmente solicita diez años de cárcel, libertad vigilada durante cinco años e indemnizaciones para los tres hijos del fallecido de 80.000 euros y para el hermano de 40.000 euros. La defensa, a petición del acusado, se ha mostrado conforme con estas petición. El juicio, que se inició este pasado lunes en la Audiencia de Palma, ha quedado visto para sentencia.

El acusado, que este jueves no ha ejercido su derecho a la última palabra, llamó a la Policía Local de Inca confesando el crimen un día después de cometerlo. Durante la reconstrucción de los hechos con la Guardia Civil y en toda el proceso judicial, además de repetir la confesión, se ha mostrado muy colaborativo.

Los hechos ahora juzgados ocurrieron el 23 de febrero de 2021 por la mañana. Tras una discusión entre ambos el acusado asfixió hasta la muerte a su tío político en el domicilio que compartían los dos. La cosa fue a más y a más. «Lo cogí del cuello y le tapé la boca. Empecé a gritarle ‘¡cállate, cállate!’ mientras lo llevaba a la habitación. Cuando lo tumbé en la cama me di cuenta de que lo había matado», explicó durante su declaración en la primera sesión del juicio.

Ir a la fuente
Author: Guillem Rosselló Boix